¿Con qué frecuencia debo bañar a mi perro?

Esta suele ser una de las grandes preguntas que nos hacemos todos los dueños de perros entre nosotros. ¿Y tú, cada cuanto bañas a tu perro?

Ya te aviso por adelantado, que si se lo preguntas a diez dueños diferentes, te darán diez respuestas diferentes. Y eso se debe a que la respuesta es mucho más sencilla de lo que piensas.

DEPENDE

Nosotros somos de 1 baño al mes. Pero como todo en esta vida, lo importante es encontrar la frecuencia que a ti te funcione y mejor os vaya todos. Y es que puede parecer una tontería pero para encontrar una frecuencia de baño en la que tanto tu como el perro estéis cómodos, hay que tener una serie de factores en cuenta:

FACTOR FÍSICO. Factores como el tipo de piel, el tipo de pelaje, la raza, etc… son importantes para saber si necesitan bañarse con más o menos frecuencia. Como por ejemplo, los perros con un tipo de subpelo más grueso, necesitarán de una mayor frecuencia de baños que los perros de pelo corto o los perros de piel sensible.

MANTENIMIENTO DIARIO. Otro factor importante es el mantenimiento diario. Como ya comentamos en un antiguo post, como combatir los malos olores. El hecho de cepillar regularmente a tu mascota hace que se mantenga limpia mucho más tiempo. el cepillado regular ayuda a que el perrete mantenga el pelaje limpio más tiempo, al cepillarlo regularmente distribuyes las grasas naturales de manera uniforme por todo el pelaje, que es lo que hace que tenga un pelo más brillante y da esa sensación de limpio y por último, al realizar el cepillado regular, se reduce la muda de pelo muerto.

En caso de emergencia, una limpieza con toallitas puede ser de una grandísima ayuda, y la verdad es que requiere mucho menos tiempo que un baño.

CONSEJOS

En caso de emergencia, una limpieza con toallitas puede ser de una grandísima ayuda, y la verdad es que requiere mucho menos tiempo que un baño.

Por norma general, a no ser que en lugar de un perro tengas como mascota al demonio de tasmania, cuando bañas a un perro suele quedarse inmóvil. Aprovecha esos momentos en los que está completamente quieto y mojado para examinarlo y comprobar que no tiene parásitos enganchados o algún bulto (Cuando hablamos de salud siempre es mejor una detección temprana).

Y en caso de que sea otra persona la que baña a tu perro, procura siempre ir a la misma peluquería para que estén familiarizados con tu perro (y él con ellos), y sean capaces de avisarte si notan cualquier cosa.

aquí os dejo los enlaces de algunos de los productos que utilizo, como habéis podido ver en mi cuenta de Instagram, y si no lo has visto te invito a que me sigas¡¡

Y si tu problema es que no tienes un lugar donde bañarlo, o no te gusta compartir la bañera con tu perrete, aquí te dejo el enlace a un par de productos que te podrán ser de ayuda.

Pero sobre todo sobre todo, no nos olvidemos del más importante. Un buen albornoz o toalla para secar a nuestro perrete lo antes posible y evitar ese olor a perrete mojado.

y tu, con que frecuencia bañas a tu perrete?

esperamos tus comentarios

El confinamiento visto por mi

Qué os voy a decir? Igual es controvertido lo que voy a decir… pero ahí va:

escribiendo el blog

«Me gusta el confinamiento y aún me gusta más el toque de queda a las 10».

— Ragnar

Ser perro en tiempo de confinamiento es muy fácil y muy agradecido, los humanos están siempre en casa, es verdad que están trabajando, pero me puedo ir a dormir a sus pies. Siempre tienen un momento para mí y nunca me dejan solo y siempre encuentran un momento entre llamada y llamada, email y email, para rascarme un poco.

En casa son bastante estrictos conmigo, no comer entre horas, no morder nada, no mearse en casa… igual están un poco más encima de mí y me siento perseguido por una fregona y un ambientador, es mucho más difícil escaparme a destruir cosas, pero compensa porque estar solo en casa es agotador. Pensar maldades me agota.

Y que decir de los planes fuera de casa! madre mía, todos los planes son dogfriendly y al aire libre! Que lejos quedan esos días de pasar frío o calor en la terraza de un bar (nota mental perruna: empezar una campaña de concienciación de que los perros dentro los bares no hacemos mal a nadie), quedarme en casa solo mientras van a comprar cosas raras o peor! meterme en el coche horas (donde me mareo lo que no está escrito) para llevarme a un monte que es exactamente igual al que tenemos al lado de casa!!

No podemos salir del municipio, vamos andando a todos lados, los palos del bosque de al lado me saben a gloria bendita y todo el mundo juega conmigo! Aquí un ejemplo de felicidad perruna vikinga:

Ahora sí, la pregunta del millón es la siguiente:

Qué pasará cuando todo esto acabe (que algún día acabará)?

Qué será de nosotros cuando el confinamiento/coronavirus termine?

Y es que este es mi caso, no conozco otra vida que no sea esta.. nací después de la primera ola, me adoptaron al terminar el verano, primero era demasiado pequeño para salir y ahora no me imagino un mundo sin mis humanos en casa… habrá nueva vida? y si la hay… será mejor o peor?

Pero más allá de mi, que mis humanos me adoran y me seguirán adorando porque soy encantador, qué será de todos esos perros adoptados durante el confinamiento para poder salir? qué será de todos esos perros que como yo no han conocido otra vida? Se olvidaran los humanos de nosotros? nos incluirán sus futuros planes? Nosotros hemos entretenido horas y horas de aburrido confinamiento, hemos aprendido trucos, hemos saltado, dado la patita, ido a por palos y pelotas, hemos ido a correr e incluso en mi caso he subido a Montserrat (que hartón de escaleras!) cuando ellos no tenían ni bares, ni tiendas, ni cines, ni gimnasios ni nada de nada!

Humanos del mundo, os dejo una última petición:

CUANDO ESTO ACABE… QUE ACABARÁ… NO OS OLVIDÉIS DE NOSOTROS

LLEVADNOS, QUEREDNOS, Y POR FAVOR, NO OLVIDÉIS QUE NOSOTROS ESTUVIMOS